Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.

TUMBA DE CÉSAR BORGIA

En el atrio de Santa María, justo a los pies de la magnífica portada renacentista de la iglesia de Santa María descansan los restos de César Borgia. Una sencilla lápida de mármol donde se puede leer el epitafio

«CESAR BORGIA GENERALÍSIMO DE LOS EJÉRCITOS DE NAVARRA Y PONTIFICIOS MUERTO EN CAMPOS DE VIANA EL XI DE MARZO DE MDVII»

 

César Borgia (Roma, 1475 – Viana, 1507)

Cardenal y príncipe renacentista. Hijo natural del Papa Alejandro VI y de Vanozza Catanei, con 16 años fue nombrado obispo de Pamplona en 1491, arzobispo de Valencia en 1492 y cardenal de S.I.R en el año 1493.

La habilidad que demostró como político  inspiraron a Maquiavelo la redacción de «El príncipe».

A los 24 años se casa, en Blois (15 de abril de 1499) con Carlota d’Albret, hija del rey de Navarra. La muerte de su padre Alejandro VI (1503) y la proclamación del nuevo papa, Julio II, enemigo de los Borgia, determinaron su caída. Apresado por Gonzalo de Córdoba, fue recluido en la torre de la Mota, de la que logró evadirse.

En 1506 huye a Navarra en plena guerra civil, donde se pone al servicio del entonces rey de Navarra, su cuñado Juan de Albret, quien le nombra condestable y capitán general de sus ejércitos.

En la madrugada del  11 al 12 de marzo de 1507 murió en una emboscada en el asedio de Viana a los 31 años de edad.

Desde 2007  todos los años se conmemora esta efeméride con una marcha desde Viana a la Barranca Salada lugar don de se encuentra su cruz de campo