Camino de Santiago

El Camino de Santiago, conocido en Viana también como “El Camino Francés”. Aunque no todos los peregrinos eran franceses, pues venían italianos, alemanes, flamencos, etc., el número tan elevado de aquellos con respecto a los demás, determinó el que se llamase así el camino.

RECORRIDO PRIMITIVO: Credencial de Peregrino de Viana

El peregrino jacobeo procedente de Sansol y Torres del Río, entraba en la antigua demarcación vianesa por la ermita de Nuestra Señora del Poyo, en la actual carretera km 72 (hoy jurisdicción de Bargota). Desde aquí descendía hasta la hoya de Cornava, con su iglesia de Santa María y desaparecida en 1219 al unirse a la ciudad. Tras dejar la carretara a la derecha, subía varias cuestas y veía dos hospitales: el de San Bartolomé y el de San Julián (ambos desaparecidos). Contiuando el camino, se llegaba a la llanura de la Alberguería (llamada así porque existió en dicho término una ermita-albergue dedicada a Santa María).

Desde esta llanura y tras la fundación de Viana en 1219, subirían los peregrinos a la entonces villa a realizar compras en su mercado, o los más pudientes a hospedarse en los mesones, otros por intereses culturales, artísticos o religiosos. En la villa existió un hospital dedicado a Santa Catalina. Al salir, tomaban varias rutas. La ruta principal es el actual trazado llano entre viñas y olivares hasta la hondonada de Cuevas, antiguo poblado con su iglesia, y justo un poco más adelante en convento-hospital de la Trinidad, propiedad de los Trinitarios y a partir del siglo XIV, de la Encomienda de Roncesvalles. Ya antes de alcanzar Logroño, el peregrino pasaba por la ermita de San Andrés (desaparecida).

HOSPITALES DE PEREGRINOS:

Para socorrerlos y protegerlos en su andadura surgen ermitas, hospitales y albergues, como los de San Bartolomé, San Julián y Santa Catalina. Muy cerca del camino otras dos aldeas, Perizuelas y Piedrafita. Al lado de esta última en el término de Torreviento, había un pequeño monasterio benedictino dedicado a San Pedro y dependiente de la abadía real de Santa María de Nájera. Cerca de la aldea de Cuevas existió otro convento con función hospitalaria, el de los frailes trinitarios, que también desempeñaban idéntica misión en Puente la Reina, lugar importante en la peregrinación jacobea por confluir en él diversas rutas.

EL CAMINO DE SANTIAGO HOY:

Albergue de pereginos Los peregrinos que han hecho el Camino de Santiago dicen que el tramo hasta llegar a Viana es un poco traicionero, pues se divisa la ciudad desde lejos, y éste parece que no llega nunca.

El peregrino entra por la carretera N-111 y se encuentra con una fuente, “La fuente del peregrino”. Allí se resacia y toma fuerzas para subir las cuestas hasta llegar al portal de la Trinidad. Llega a la plaza del Coso y se adentra por la calle mayor, hasta la iglesia de Santa María, auténtica Joya del Camino de Santiago.

Ya está en el centro de la ciudad, la Plaza de Los Fueros, donde vuelve a tener una fuente, sombra y bancos y, además puede informarse en la oficina de turismo, bajo los portales del ayuntamiento. Continúa por la calle mayor, sin dejar de contemplar las majestuosas casas nobles y llega a la iglesia de San Pedro. Allí a mano izquierda está el Albergue de Peregrinos.

Cuenta con 54 literas, repartidas en cuatro habitaciones (hay 2 con 18 camas y otras 2 con 9 camas). Además hay una habitación para dejar las bicicletas y los zapatos, un comedor con cocina completa, microondas, horno, lavadero, lavadora, internet y duchas con agua caliente todo el día.

Interior del albergue: cocina, comedor,...

El precio es de 8,00 € y el albergue cuenta con su propia credencial.

Teléfono: 948 64 55 30. De marzo a octubre abierto de 12:00 a 22:00 horas.

Resto del año llamar al teléfono: 609 14 17 98.