Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.

29 de mayo de 2021

Nacimiento de Don Carlos, Príncipe de Viana

Foto noticia

Hoy hace 600 años, venía al mundo en Peñafiel (Castilla), Carlos de Trastámara y Évreux, primer Príncipe de Viana. Con este motivo, el Ayuntamiento de Peñafiel ha preparado un amplio programa de actividades en torno a la figura del Principe.

Hijo de la reina Blanca I de Navarra (hija Carlos III el Noble y heredera del Reino de Navarra) y del infante Juan de Aragón.

Carlos fue educado en el Palacio Real de Olite. Su abuelo materno Carlos III el Noble, el 20 de enero de 1423, siguiendo la costumbre de otros reinos europeos para dotar de lustre y boato a estas instituciones de la realeza como el Principado de Gales, el Delfin de Vienne o el Principado de Girona o Asturias, instituye el Principado de Viana.  Con tan sólo 2 años Carlos recibe el título de Príncipe de Viana.

El espacio territorial del Principado de Viana comprendía un conjunto de villas, lugares, castillos y bienes situados la mayor parte en la frontera con Castilla: Viana (como cabeza de principado), Laguardia, San Vicente de la Sonsierra y Bernedo; otras villas en frontera con Álava como Aguilar, Genevilla, Lapoblación…, los castillos de Marañón, Toro, Ferrera y Burandón y las villas de Corella, Cintruénigo, Peralta y Cadreita.

El Príncipe tuvo una instrucción variada y completa, cultivando la filosofía moral, la teología, las artes escénicas y la pintura, alternando con la caza y la monta.

Retrato auténtico que se halla en un códice del Real Archivo de la Corona de Aragón.

En 1439 casa con Inés de Cleves, hija del duque Adolfo I de Clèveres y sobrina de Felipe III el Bueno, duque de Borgoña. Al morir su madre en 1441 se plantea un pleito sucesorio con su padre, que era rey consorte de Navarra, por el distinto entender de los capítulos matrimoniales El conflicto entre los dos bandos (beamonteses y agramonteses) se agudizó cuando don Juan se instaló con su corte en Olite el 1 de enero de 1450  comenzó a actuar como rey de Navarra Padre e hijo se enfrentaron en 1451 en la batalla de Aibar, donde Carlos fue derrotado, desheredado y desterrado.
Mientras el reino quedaba en manos del noble que daba nombre a la  acción beamontesa, el canciller Juan de Beaumont, Carlos de Viana se lanzaba en busca de aliados por Europa. De París viajó a Italia cuando su tío Alfonso V de Aragón le convocó en Nápoles, aunque en ningún sitio obtuvo nada más que vagas promesas.

Moreno Carbonero, José (1881). Príncipe Carlos de Viana. Museo del Prado.

Tras ser derrotado en la batalla de Aibar —donde combatió contra su padre, Juan II de Aragón— el año 1451, el Príncipe de Viana es encarcelado. Durante su estancia en prisión empezó a escribir la Crónica de los Reyes de Navarra. No la terminará hasta 1454. En dicha obra se explica la historia de la monarquía navarra desde sus orígenes en Pamplona hasta la coronación de Carlos III, abuelo del Príncipe.

Muñoz Lucena, Tomás (1888). La prisión del príncipe de Viana. Museo de Bellas Artes de Córdoba.

Carlos de Viana regresó a Cataluña creyendo que sería nombrado heredero de Don Juan, quien ya por entonces era Rey de la Corona de Aragón. Así lo pretendía la oligarquía catalana, que veía en Carlos una oportunidad de sacar ventajas políticas.

Tusquets i Maignon, Ramón (1885). La entrada del príncipe de Viana en Barcelona. Colección privada.

La detención de Carlos en 1460 por parte de su padre avivó la guerra civil de Navarra. Consiguió la proclamación como Lugarteniente General de Cataluña en junio de 1461 en virtud de las negociaciones de Vilafranca.

El 24 de septiembre de 1461 moría en Barcelona el príncipe de Viana. En su testamento dejó el reino de Navarra a su hermana doña Blanca, siguiendo lo establecido en el testamento de su madre Blanca I de Navarra.


Poveda y Juan, Vicente (1887). Muerte del príncipe de Viana. Museo del Prado.