IGLESIA DE SANTA MARÍA DE LA ASUNCIÓN

abril 10, 2014

Construida en estilo gótico a finales del siglo XIII y comienzos del XIV, sufre ampliaciones y modificaciones en los siglos XVI y XVII. Desde 1931 tiene categoría de Monumento Nacional.Iglesia de Santa María de la Asunción

Posee carácter de fortaleza, con lisos muros y poderosos contrafuerte. Una sencilla puerta gótica con la imagen en pie de la Virgen con el niño acompañada por dos ángeles en el tímpano, se abre al oeste. La portada del oeste, del siglo XIV (la del sur desapareció).

La portada renacentista, es un auténtico retablo en piedra, señalado por muchos autores como “la obra en piedra más sorprendente del renacimiento navarro”. Diseñada por Juan de Goyaz y posteriormente por Juan Ochoa de Arranotegui y Juan de Orbara muestra escenas de la vida de Jesús: Oración del Huerto, la Anunciación, el Nacimiento de Cristo. La bóveda central comprende arriba a la Virgen de la Asunción, titular de la iglesia, y el Calvario. En las dovelas del arco de entrada, está representado el Horóscopo del Nacimiento y Muerte de Cristo.

Delante de la portada, en el suelo, se encuentra la lápida de César Borgia, cardenal, hijo del Papa Alejandro VI y capitán de los ejércitos navarros muerto en una emboscada en Viana el 11 de marzo de 1507.

Portada renacentista.

La torre renacentista de estilo herreriano fue construida por Juan y Martín Larrañaga entre 1584 y 1593 egún la traza de Amador de Segura. Tiene aspecto clásico, y en ella se abren cuatro grandes huecos rectangulares, para las campanas, adornados con pilastras y frontón triangular. Debido a un incendio que sufrió en 1954, el campanario es moderno.

El empedrado del suelo con motivos florales correponde al siglo XVIII.

El templo consta de 3 naves, una central más ancha y dos a ambos lados, entre los contrafuertes se abrieron las capillas. El pavimento está dividido en sepulturas y data de 1693. Los escudos mejor conservados se han colocado en la zona de la girola.

Capilla mayor:

Decorada con pitnturas al temple por José Bravo en 1731, representan las virtudes teologales, y los arcángales san Miguel y san Rafael en los laterales.

El excepcional altar mayor de estilo barroco (finales siglo XVII) representa a la Virgen de la Asunción rodeada por los doce apóstoles. Sobresale su excelente decoración y está coronado por el jarrón con azucenas (símbolo parroquial) y dos águilas. El tabernáculo-expositor es de estilo neoclásico, con imágnes de ángeles arrodillados adorando al Cordero Místico.

Capillas laterales:

Las numerosas capillas de este templo están ocupadas por retablos de madera de esmerada calidad, la mayor parte de ellos realizados por artistas vianeses o afincados en la localidad, que constituyeron el llamado taller de Viana-Cabredo. Del siglo XV es un crucificado del retablo de Santiago y la imagen de San Juan del Ramo, atribuida al flamenco Janin de Lome, y del siglo XVI, el retablo de San Bartolomé, obra de Badarán y de Gaspar de Vitoria.

Durante el siglo XVII, Juan Bascardo y su yerno Diego Jiménez realizaron los retablos de Santiago y Santa Catalina; Andrés de Larrea y Bernardo de Elearacta, el antiguo de San Juan del Ramo; y este último artista y Martín de Oronoz, el retablo mayor y el de San José. El mayor es de los más lujosos de Navarra, en su estilo barroco, por sus dimensiones, imaginería y decoración. De finales de dicho siglo es el de Santa Lucía, obra de Juan Bautista de Suso.

De la primera mitad del siglo XVIII es el de Nuestra Señora de Nieva, obra de Diego Camporredondo, y el del Cristo de la sacristía, de Juan Jerónimo Coll. En los retablos de San Lorenzo y de San Félix, obra de este último artista, según trazas de fray José de San Juan de la Cruz, utilizaron decoraciones de rocalla, lo mismo que en la sillería coral, obra de José Muguiro, intervenciones realizadas a partir de la segunda mitad del siglo XVIII.

Destaca la capilla de San Juan, Adornada a la entrada con los óleos El Anuncio del ángel a Zacarías y la Visitación de María a Isabel, pintados en 1786 y 1787 por Luis Paret. Los temples de la cúpula reproducen escenas de la vida de San Juan Bautista, y las pechinas las alegorías de las virtudes: santidad, sabiduría, constancia y castidad (1787).

La girola:

Altar mayor, barroco, presidido por la Virgen de la Asunción acompañada de los 12 apóstoles

Entre 1693 y 1717 se amplía las naves laterales creando la sacristía y una girola. Ésta se realizó imitando el estilo gótico del resto de la iglesia. La sacristía, de tres tramos con cúpula central, es barroca. Intervinieron el francés Santiago Raón y los maestros vianeses Jose González Saseta y Bernardo Munilla. Durante el siglo XVIII se rernodelaron algunas estancias para sala capitular y cuarto aguamanil, y en 1782 Miguel López Porras levantó, adosada al norte, la capilla de San Juan del Ramo, de planta cuadrada y cúpula semiesférica.

Excepcional es la colección de ropas litúrgicas de los siglos XVI y XVII, de autores riojanos y navarros, los seis crucifijos de marfil, dos de ellos hispano-filipinos, los bustos-relicario, y los cerca de treinta cantorales de pergamino de los siglos XVI y siguientes.


<< volver